El continuum del vino – Cap. 2

El continuum del vino – Cap. 1
5 julio, 2018
El continuum del vino – Cap. 3
5 julio, 2018

Capítulo 2

 Por Bruno Madrazo Arjona

Localización
Si alguien quisiera mandarnos una carta desde una vecina galaxia tendría que poner en el destinatario:
B. Madrazo Arjona
Calle Francisco Zarco No.12
Colonia Carrillo Puerto.Ciudad: Xalapa-Enríquez, Veracruz.
C.P. 91002. México. América Latina
Nube Interestelar Local, Burbuja Local del Brazo de Orión, Vía Láctea. Otra referencia: (Estrella más cercana: Próxima Cantauri a 4.22 al.)
El Sistema Solar es la casa donde habitamos en el Universo. Y no es incorrecto, me parece, decir: que todo el Sistema Solar es la casa, ya que como veremos el Sol y los planetas conforman una unidad que hace posible nuestra residencia.

“Los planetas y asteroides gravitan alrededor del Sol, aproximadamente en un mismo plano y siguiendo órbitas elípticas (en sentido antihorario) si se observan desde el Polo Norte del Sol.”1
“El Sol es una estrella de tipo espectral G2 que contiene más del 99,98 por ciento de la masa del sistema.”2
Dejémoslo en que contiene, como cita otra fuente el 99,8%. Supongamos, que por unas horas de trabajo nos ganamos $100 pesos, y que dispusiéramos de 20 centavos, para dar de limosna, lo que nos restaría de nuestro sueldo sería el 99,8%, o sea, noventa y nueve pesos con ochenta centavos. No podríamos decir con ello que somos gente caritativa, pero, bueno, algo es mejor que nada, ¿no?. Afortunadamente, el Sistema Solar no se rige por un sistema económico tan devaluado.

Si empezamos a sentir: -Pobrecito Sol, en lo que concierne a los elementos, el Universo le dio muy poco.” Veamos la siguiente tabla:
“En la actualidad el 72% del Universo está compuesto de Energía Oscura, 23% de Materia Oscura, y tan sólo 4.6% de átomos, dentro de éste último porcentaje, se encuentra la materia ordinaria, o bariónica, compuesta de protones, neutrones, así como de electrones. Los primeros porcentajes se cree que existen sobre bases teóricas y deducciones sobre observaciones, pero su definición detallada sigue siendo objeto de estudio.”

Fig. 2.1 Porcentajes de la composición del universo.

La materia bariónica en el Universo también está compuesta en un 74% de hidrógeno y en 24% por helio. Casi igual que los elementos que componen al Sol. El tercero más abundante es el oxígeno. Los primeros (habrá que agregar el litio) ocurren naturalmente en el universo sin necesidad de fusión nuclear de la actividad de las estrellas, los otros elementos sí requieren, luego, si aparecen otros elementos (metales astronómicamente hablando) son indicio de una actividad estelar pasada.

Comparaciones entre elementos simples y compuestos

En lo que respecta a la bella y difícil pregunta ¿qué es la vida?. Desde nuestra perspectiva del continuum físico-químico podemos decir que un ser vivo está formado por lo siguiente: Oxígeno 65%, carbono 18%, hidrógeno 10%, nitrógeno 3%, y 4% de elementos en menor cantidad. De inmediato podemos constatar por los datos que la materia viva está constituida por elementos que se encuentran en el universo.
¿Cuál es el orden de formación que llevan, o por qué se encuentran en tales proporciones? Dejemos que el Nobel de física, Erwin Schrödinger, lo ponga a su modo.

Los elementos químicos respecto a la vid y el vino.

(…)¿Cuál es el rasgo característico de la vida?¿Cuándo puede decirse que un pedazo de materia está vivo? Cuando sigue «haciendo algo» ya sea moviéndose, intercambiando material con el medio ambiente, etcétera, y ello por un periodo mucho más largo que el que esperaríamos que «siguiera haciéndolo» un pedazo de materia inanimada en circunstancias similares”.6

Según esta definición de “materia viva” podemos incluir en ella al vino, no sólo por ser materia orgánica (a), conformado por moléculas con los elementos CHOHN sino porque “sigue «haciendo algo», ya sea moviéndose, intercambiando material con el medio ambiente, etcétera, y ello por un periodo mucho más largo que el que esperaríamos que «siguiera haciéndolo»(b).

Trataremos en adelante de describir un continuum físico-químico que va de (a) hacia (b), proceso de vinificación (¿vivificación?) de esta bebida. Si observamos con atención dicho proceso podremos entender y predecir cómo se transforman los elementos en fruto, el mosto en vino, cómo se forman-deforman los aromas primarios, secundarios y el bouquet, qué es lo que distingue un vino ordinario de uno extraordinario, cómo envejece un vino, y cómo, eventualmente, se transformará, de nueva cuenta, en átomos y moléculas inanimadas.